‘Agosto: Condado de Osage’ de Tracy Letts

Crítica literaria

Teriana

Toda cabeza pensante sabe que no hay mejor forma de combatir el frío y la lluvia que ajustarse los calcetines, calentar un té, enfundarse un buen libro y quedarse acurrucadito con él bajo la manta. En días como estos, nuestro libro elegido no podía ser otro que August: Osage County de Tracy Letts, por aquello de que agosto es muy caluroso y a lo mejor se nos pega algo al transportarnos hasta allí. Hace unos años tuvimos el placer de ver esta increíble obra de teatro en el Teatro Valle Inclán de Madrid protagonizada por esas que jamás fallan: Amparo Baró, Carmen Machi y Alicia Borrachero, entre otros; y nos encandiló tanto y tan de lleno que no hace falta que nos insistan demasiado para releerla y redescubrir todos los secretos que alberga. Además, como ya os hemos hablado de narrativa, de poesía y de ensayo, aprovechamos que esta semana será la mejor oportunidad de todo 2014 para hablar de teatro. ¿Por qué? Porque hace mucho frío y pensar en Oklahoma en agosto nos da calorcito pa’l cuerpo, porque tenemos demasiadas horas de trabajo a la semana y pensar en las vacaciones de agosto nos libera –aunque sea un poco-, porque lo mejor para el estrés siempre es un buen té acompañado de un mejor libro, y porque los acontecimientos relativos a este Agosto llegan en enero, porque él lo vale.

Agosto: Condado de Osage nos narra, o más bien nos informa de, los entresijos de la familia Weston. Todo empieza el día en que el señor Weston desaparece sin dejar aparente rastro, motivo que obliga a sus tres hijas a volver a su ciudad natal, Pawhuska (Condado de Osage, Oklahoma), junto a su madre Violet para intentar encontrarlo. Con el tiempo, la tres hermanas se han ido distanciando de forma “voluntariamente espontánea” de su madre, debido a la adicción a las pastillas que ha ido desarrollando desde que le fue diagnosticado cáncer de boca. En este encontronazo, cada una de las hijas tendrá que hacer frente a las groserías –o verdades- de su madre, quien no asumirá de forma sencilla el supuestamente inesperado paradero de su marido. La hermana mayor, Barbara, tendrá que ver cuestionado su matrimonio e incluso su papel como madre de la única nieta de Violet, Jean. La mediana, Karen, asiste junto a su nuevo novio con el objetivo de presumir ante la familia de su exagerada felicidad, estabilidad y orgullo en un casi traumático deseo de hacerse notar. Por último, la menor, Ivy, encara una vez más las críticas por su soltería, supuesta soledad y amargura, lo que la obligará a romper su secretismo y a contar alguna que otra verdad sobre su vida, secretismo que pudo mantener gracias a la manera en que la eclipsaron siempre sus hermanas por el carácter retraído y modesto de la pequeña. Por si fuera poco, completan la improvisada reunión familiar la hermana de Violet, Mattie Fae, su marido y su hijo; sin olvidar nunca a la nueva interna, recién contratada por el señor Weston, que se encargará de cuidar de la casa y, sobre todo, de Violet.

Dentro de toda esta amalgama de personas, el autor, Tracy Letts, nos mueve entre sentimientos encontrados como marionetas entre sus dedos. Con extraordinaria facilidad podemos pasar de una expectante tensión cardíaca a la risa incrédula durante el mismo diálogo. Letts hace un uso del más sutil humor negro para convertir en distendidas hasta aquellas situaciones y discusiones profundas en las que se siente incómodo hasta el cordero de la cena (aprovechando que acabamos de sobrevivir a la Navidad). Agosto es un drama familiar tan realista como innovador en el que todo el mundo se sentirá identificado de una forma o de otra. No levantarse de la butaca del teatro o, en este caso, no quitar los ojos de cada salto de frase del diálogo, es la única forma de captar todas y cada una de las sutilezas, detalles y magia lingüística oculta en palabras, nada más que palabras. Esa magia que logran bien pocos escritores, los pocos que escriben de forma que la única manera de entender el texto sea leer entre líneas. Llámenlo “magia”, llámenlo “talento” o llámenlo “el placer de la literatura”, son las obras reloj, las formadas por tantos engranajes tan pequeños, casi infinitesimales, que el hecho de que falle uno solo es suficiente para que todo se desmorone y pierda el sentido.

 Agosto. Condado de Osage

La obra fue escrita y dirigida por el americano Tracy Letts. Aunque de primeras no os suene, habrá muchos que lo conozcan sin saberlo, ya que ganó el Premio Tony 2013 (los Oscar del teatro) al mejor actor por su papel protagonista en Who’s afraid of Virginia Woolf?, aunque por desgracia seguramente sea más conocido por su aparición en la 3ª temporada de la serie de Showtime Homeland como el senador Andrew Lockhart (que todos odiamos por dar tanto por saco a nuestra querida Carrie). Sin embargo, seguramente el logro más destacado de su carrera sea el Premio Pulitzer de Drama que consiguió en 2008 precisamente por esta obra –de arte- teatral que fue Agosto.

En cuanto a su edición en papel, tuvimos que hacer virguerías para poder enfrascarnos en el premiado guion sin retoques teatrales ni modificaciones de producción. Por esto, como hace dos años no había edición en castellano, nos fuimos corriendo a adquirir nuestra edición en catalán publicada por la editorial Proa (sí, en catalán sí la editaron) y, para más disfrute, aprovechamos nuestra escapada del año pasado a Londres para conseguir la edición original en inglés de Nick Hern Books. Esto es, sin más, gracias a que en este nuestro país el teatro y su promoción [modo ironía: on] están ampliamente subvencionados, valorados y publicitados [modo ironía: off], motivo también de que hayamos tenido que esperar seis años y, sobre todo, de que hayamos tenido que esperar a que Hollywood haga una lucrativa película, para disfrutar de la publicación de la obra. Eso sí, más vale tarde que nunca, así que podremos tener la edición en español de Agosto: Condado de Osage a partir de mañana con Punto de Lectura (Grupo Santillana), aunque tendremos que conformarnos –para variar- con que la portada sea la de la película, para cumplir con lo que ya se ha convertido en la principal –y agotadora- ley del marketing editorial en España.

Si sois amantes del teatro, esta será sin duda una de las mejores oportunidades para sumergirse en el teatro leído. Por otro lado, si sois más de cine, podéis ver la película a lo grande a partir de este viernes, 10 de enero. Lo más cierto es que la película ha apuntado casi tan alto como la obra per se, ya que el reparto y el equipo son impecables. En primer lugar, el guion es única y exclusivamente del propio autor, Tracy Letts, lo cual da al espectador infinita confianza. En adición, el director adjudicado al proyecto ha sido John Wells, para quien es esta su segunda película tras habernos enseñado sus más que correctas aptitudes para la dirección en la gran pantalla con The Company Men (2010). Por último, los actores han sido elegidos de forma más que evidente para que la película brille tanto como hizo la obra en el Imperial Theatre de Broadway. En el papel principal de Violet Weston estará la siempre incuestionable Meryl Streep (a la que prácticamente ya se considera nominada al Oscar como mejor actriz), seguida en brillo por Julia Roberts como la hermana mayor, Barbara Weston-Fordham, quien carga con un gran peso de la trama a sus espaldas. Ambas estarán acompañadas de Juliette Lewis (¿A quién ama Gilbert Grape?), Julianne Nicholson (Boarwalk Empire, Masters of Sex), Margo Matindale (la siempre perfecta secundaria) y Abigail Breslin (Pequeña Miss Sunshine) en los papeles femeninos. En cuanto a los masculinos, están encabezados por Ewan McGregor y completados por Chris Cooper (American Beauty), Benedict Cumberbatch (adorado Sherlock de la BBC) y, el también poseedor de un Pulitzer de Drama (en este caso, allá por el 1979), Sam Shepard.

Rodada en Oklahoma y con la genial “Man on Fire” de Edward Sharpe and The Magnetic Zeros sonando en su tráiler, llega agosto a nuestros cines esta vez en pleno invierno, si no para llevarse Oscar, dispuesto a ponérselo bien difícil a quien lo quiera.

¡Arriba el telón!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Lab. literario, Ocio y Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s